Consejos Terapéuticos

La carne de caracol

la-carne-de-caracol.thumbnail

Los consumos de caracoles se remonta a la era Paleolítica, pero los primeros criaderos se conocieron en la antigua ciudad Romana. Se trata de una carne rica en azufre, yodo, cobre, calcio, magnesio y también contiene altos índices de vitamina C. Las grasas representan el 0.8 % del caracol y su valor en proteínas es de 11.5 %. A la carne de caracol se le asigna varias propiedades medicinales y entre ellas un notorio aumento de la capacidad sexual. Además su baba es empleada para la elaboración de diversas cremas de uso en la cosmética.

A la cría o cultivo de caracoles con objetivos comerciales se le denomina helicicultura. Son originarios de Europa y las clases más conocidas son los conocidos como gasterópodos. Es un invertebrado generalmente vegetariano que cumple todas sus actividades en horarios nocturnos. Se desarrolla en ambientes húmedos y con temperatura templada. Los países que registran mayores consumos de carne de caracol son Francia, España, Alemania y Suiza.

De igual manera que otras carnes, la de caracol se puede elaborar de varias formas. Pueden ser preparados en escabeche o a la vinagreta y de esta manera conservarse por unos cuantos días. Para purgarlos los introducimos en un recipiente algo grande, incluso puede ser un balde, donde ubicamos previamente medio kilo de harina de maíz o afrechillo. Tapamos luego el recipiente con alguna tela y lo reservamos allí por seis o siete días.

Transcurrido ese tiempo, los pasamos a otro recipiente grande con bastante agua y los agitamos hasta lograr que se desprendan todas las posibles impurezas adheridas a los caparazones, luego enjuagamos. Para cocinarlos, ponemos a hervir agua con un poco de sal a gusto. Una vez que llegue al punto de ebullición vertemos los caracoles y retiramos cuando vuelva el agua a hervir. Colamos y enjuagamos con agua fría. Repetimos la operación y ya estarán listos para degustarlos.

 

  • Jamoon33

    Hay a gente que le dan repelús, pero a mi me encantan los caracoles. Con tomate y tropiecitos están fabulosos!!!! Ahhh, y otra cosa, que sepçais que los caracoles no son los animales más lentos… en contra de la leyenda. El animal más lento empieza por “p”… tal y como dicen en este post que he encontrado en esta web de saber. Saludos.

  • Pingback: Receta de Pataco | Blog Recetas