Proteinas

La carne de conejo

La-carne-de-conejo

La producción cunicular a nivel mundial representa una alternativa más que interesante, especialmente para los pequeños y medianos productores. La crianza de los conejos se realiza principalmente por su carne, la cual contiene entre muchas otras características: un gran valor proteico, altos valores de vitaminas, fósforo y calcio, muy bajo tenor graso y es recomendada para la reducción del colesterol.

Además es muy comercializada en granjas, carnicerías, supermercados y frigoríficos. Pero también dispone de una gran variedad de subproductos que igualmente se pueden comercializar, como el pelaje, cueros, estiércol, piel, sangre, vísceras, etc. La carne de conejo es muy rica en proteínas y de escaso tenor graso, aproximadamente tres veces menos que la carne vacuna y solamente la mitad que el pollo.

Es indicada para personas mayores, pequeños y sobre todo para aquellos con elevados índices de colesterol, riesgos de enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis. Es muy sencilla su digestión y aporta a nuestra dieta diaria importantes porciones de fósforo, vitaminas y calcio.

Tiene mayor relación carne-hueso que el pollo, en virtud de esto rinde casi un 35 % más que este último. Las razas más importantes para la producción de carne de conejo son la Neozelandesa y la Californiana. La primera se caracteriza por un gran ritmo de producción con un peso que promedia los cinco Kg., mientras que la raza Californiana se destaca por su gran rapidez en el desarrollo y una buena resistencia a las enfermedades.

 

  • Pingback: Receta de Conejo al Ajillo - Blog Recetas

  • Pingback: Receta de Conejo a la Mostaza - Recetas de cocina