Verduras

La cebolla

la-cebolla.thumbnail

Esta planta herbácea, que crece cada dos años, en el primero se produce la formación del bulbo de la misma, mientras que en el segundo toma lugar la fase reproductiva, es conocida científicamente como Allium cepa. Su origen podemos ubicarlo en el centro de Asia, en países como Kazajstán y Uzbekistán. Posteriormente fue introducida a Europa gracias a los griegos y romanos, que rápidamente la aceptaron en sus dietas.

Si bien suele tener mala fama, la cebolla es un alimento indispensable en la comida diaria si es que se quiere tener una ingesta balanceada de nutrientes. Es conocida su acción, al igual que lo que sucede con el ajo, contra el reumatismo. Además, es altamente utilizada en diferentes tratamientos para la purificación de la sangre y curar diferentes problemas relacionados con los ojos y la nariz.

Si bien consumir una cantidad moderada de cebollas es muy beneficioso como puede verse, una cantidad elevada de esta planta produce indefectiblemente mal aliento en la persona que la ingiere, el cual se hace aún más fuerte en el caso de acompañarse la cebolla con limón y sal. Este horrible aroma perdura en la boca del comensal por varias horas hasta retirarse totalmente.

Es un alimento muy barato para su producción, y antiguamente en las épocas de pobreza se acostumbraba a consumir solamente este alimento junto al pan, hecho por el cual el poeta español Miguel Hernández llegó incluso a componerle una obra en reconocimiento a haberle salvado la vida a su esposa, que se mantenía a base de estos dos únicos alimentos.

En la actualidad, los países que mayor producción de cebollas tienen por año son, en este orden, China, India, la ex Unión Soviética y Estados Unidos; abarcando en conjunto más del 60% de la producción mundial.

Fuente: Wikipedia