Lacteos

La leche condensada, una leche con mucho azúcar

la-leche-condensada-una-leche-con-mucha-azucar

La leche condensada esta recomendada para las personas que realizan un gran esfuerzo físico, como podrían ser los deportistas, si no es tu caso, y más que un deportista te dedicas a practicar el soffing o alguna actividad parecida, no es muy recomendable su consumo, ya que el nivel de azúcar que contiene esta leche es bastante elevado.

La leche condensada es de un color algo más amarillento que el resto de leches, su sabor, claro esta, es muy dulce, por lo que se puede decir que la leche condensada es una leche concentrada azucarada.

Hoy en día, podemos encontrar en el mercado varios tipos de leche condensada, así existen desde la leche condensad entera, a la semidesnatada y la desnatada total. También existe una variedad, menos comercializada que ofrece la leche condensada con aromas y colorantes para aportar diferentes sabores.

Este tipo de leche aporta una importante fuente, tanto en proteínas como en hidratos de carbono, además de varias vitaminas, como la vitamina A o D y por supuesto minerales como el calcio, el fósforo, el zinc o el magnesio, como tantas leches. El hecho de contener mucho azúcar lo convierte en un alimento con gran aporte de calorías. Este tipo de leche es muy utilizado en las pastelerías y con ella se realizan multitud de postres dulces.

Si queremos comprar en el mercado leche condensada, se puede encontrar en diferentes establecimientos y con diferentes envases, desde latas, tubos, envases de cartón o de plástico.