Lacteos

La leche de cabra, otro alternativa de leche

la-leche-de-cabra-otra-alternativa-de-leche

La leche de cabra aunque no es tan consumida como la leche de vaca, en Asia tiene un gran éxito, equiparable al de la leche de vaca que se consume en el resto del mundo. Este tipo de leche es muy recomendable para la alimentación de los bebes y los más pequeños, así como para todos aquellos que no toleran bien la leche de vaca.

Este tipo de leche tiene una baja aportación de calorías, pero en cambio tiene una gran cantidad de hidratos de carbono y de grasas. Sus proteínas son de muy buena calidad y su aportación en calcio y vitamina D, A y B2, también es muy rica y elevada.

Su sabor es algo más dulce que la leche de vaca, posiblemente por que su sabor es más acentuado y fuerte que la leche de vaca. Debido a que sus grasas son más digeribles se hace muy recomendable para los más pequeños de la casa.

Sus niveles en lactosa son un tanto más bajos que los de la leche de vaca e aquí que si una persona es intolerante a la lactosa talvez consumiendo la leche de cabra pueda digerirla sin dificultad.

Resulta curioso, pero la leche de cabra es si cabe un poco más blanca que la de vaca, esto se debe a la falta de caroteno, por lo que tanto la leche como sus derivados resultan de un color más blanco.

Por último hay que informar que como cualquier otra leche, hace falta mantenerla en un frigorífico una vez abierto el envase y no conservarlo por más de cuatro días. Siempre hay que intentar comprar un envase etiquetado con su fecha de caducidad correspondiente.

 

  • Mauri

    Donde se consigue esta leche en Buenos Aires???