Frutas

La papaya y papaína…

papaya.thumbnail

La papaya es una fruta tropical con muchas propiedades positivas nutricionalmente, especialmente por la enzima conocida como papaína.

Si bien la papaya es originaria del continente americano, su país de origen es aún motivo de debates, ya que algunos dicen que procede de México y otros que procede de los Andes peruanos. Bien, lo cierto del caso es que se trata de una fruta deliciosa y altamente valiosa por sus aportes a nuestra alimentación, ya que contiene agua, hidratos de carbono, potasio, es fuente de fibra y posee vitamina C y provitamina A.

Definitivamente los anteriores son elementos sumamente importantes que intervienen en el buen funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, hablemos más de la enzima que mencionabamos: la papaína. Se trata de una enzima proteolítica, o sea, que deshace las proteínas en los alimentos, ayudando en su transformación para digerirlos bien.

Así mismo, la papaína es muy apreciada por su aporte en el tratamiento de la gastritis, gracias a su propiedad de neutralizar el exceso de acidez en el estómago y de suavizar las mucosas digestivas. Incluso, según algunos estudios, la papaína puede mejorar el ritmo cardíaco, aunque para esto es recomendable seguir las indicaciones del médico en cuanto a la prescripción y duración del tratamiento.

Lo cierto es que al incluir la papaya en nuestra dieta estaremos ganando muchísimos beneficios relacionados directamente a nuestra salud. En cuanto a la forma de consumirla, depende de los gustos, pero es aconsejable consumirla fresca y en rodajas, aunque se puede elaborar de diversas formas, incluyendo ensaladas y zumos (jugos).