General

La patata, un alimento básico en la dieta

Potatoes with parsley

La patata es un tubérculo perteneciente a la familia de las Solanáceas que destaca por ser muy nutritivo y saludable. La patata se ha consumido desde hace siglos en todo el mundo y es uno de los alimentos que podemos tomar todos los días.

Propiedades de las patatas

Más del 77% de la patata es agua, por lo que contribuye a la hidratación del organismo, y además es rica en almidón, un hidrato de carbono complejo muy aconsejable que nos aporta toda la energía que necesitamos.

Cabe destacar que la patata contiene vitaminas B6 y C, así como potasio, que nos ayuda a regular el nivel de agua en las células.

La patata no es tan calórica como muchos piensan, de hecho una ración de cien gramos apenas nos aporta unas 80 calorías. El problema radica en la forma en que se cocina, ya que fritas sí que engordan al absorber la grasa o el aceite con el que se fríen, por ello se recomienda tomarlas hervidas, asadas o al vapor. Por tanto, podemos consumir patatas cada día, ya que es un alimento básico, pero intentando no cocinarlas con demasiado aceite para que sean más saludables.

A los niños les encantan las patatas, pero debemos acostumbrarles a tomarlas de otras formas, y no sólo fritas. Las patatas se pueden utilizar en la cocina como guarnición, para preparar tortilla de patatas, purés, pasteles de carne, etc.

Compra y conservación

A la hora de la compra debemos elegir las patatas que no tengan marcas y no estén demasiado viejas ni arrugadas. Además, nunca consumiremos patatas que tengan partes de color verde, ya que contienen solanina y pueden resultar tóxicas.

Debemos guardar las patatas en un lugar seco y fresco, y apartadas de la luz a ser posible. Tampoco debemos mezclarlas en un mismo lugar con cebollas u otros alimentos, ya que pueden estropearse más rápidamente.

  • Pingback: De tapas por el Barrio Húmedo de León » Blog Vacaciones