Hidratos

La patata

Potato field

La patata o también denominada en algunos sitios “papa” (palabra del idioma inca) constituye el cuarto cultivo de alimento que más se obtiene en el mundo, después del trigo, el maíz y el arroz. Es un tubérculo originario de la época precolombina de las mesetas de América. Las variedades cultivadas de este alimento han sido enormes y se ha logrado su cultivo tanto a nivel del mar como en alturas gélidas.

Ingerir una patata de tamaño mediano con su piel, nos aporta aproximadamente la mitad de la dosis diaria de vitamina C recomendada. De todas formas, esta vitamina se puedo obtener también a través de cítricos y demás productos. Su mejor preparación es la horno o hervida en agua. Casi 200.000 kilómetros cuadrados de tierras agrícolas se encuentran dedicadas al cultivo de la patata y la producción mundial se estima en el entorno de las 320 millones de toneladas.

Este alimento cuenta con otras propiedades: con el almidón contenido en las patatas se pueden realizar bolsas, cubiertos desechables y hasta platos, dado que es un sustituto natural del plástico. También a partir del almidón se logra etanol, utilizado mucho en la producción de combustibles. Las industrias farmacéuticas, textiles y papeleras emplean al almidón como adhesivo, aglutinante y relleno, mientras que las empresas que perforan pozos petroleros lo utilizan para el lavado.

Las enzimas de las patatas sirven para quitar determinadas manchas. Solamente tendremos que frotar con un poco de fuerza una patata sobre la mancha seca previo a incluir la prenda en el lavarropas. Y por si fuera poco, la patata cuenta con el privilegio de ser el primer vegetal que fue cultivado en el espacio, en el año 1995. Un excelente producto, pero recuerde no alimentar caballos con patatas ya que pueden resultar muy tóxicas para ellos.