Verduras

La pimienta, un condimento con mucho sabor

Peppers Mix

La pimienta es originaria de un arbusto de la India y en la actualidad es una de las especias más utilizadas en todo el mundo porque aporta muchísimo sabor a la comida.

La pimienta se caracteriza por su sabor picante, el cual se debe a su contenido en piperina, un aceite esencial. Es perfecta para reducir el consumo de sal, sobre todo en personas hipertensas o con retención de líquidos, ya que además de aportar sabor parece ser que nos ayuda a eliminar agua a través de la orina y el sudor.

En el mercado encontramos muchos tipos de pimienta, como la negra, la blanca, la verde y la roja, cuyo color depende del grado de maduración de la planta y de cómo ha sido procesada. La pimienta verde se prepara en salmuera, mientras que la negra se seca al sol y la blanca, además de estar al sol, se pela para quitarle la cáscara.

Todos los tipos de pimienta contienen minerales tan importantes como hierro, potasio, manganeso, calcio, zinc y magnesio. En cuanto a las vitaminas, nos aporta algunas del complejo B, vitamina A y vitamina C.

La pimienta puede ayudarnos a reducir los gases y a mejorar la digestión en general. Sin embargo quienes sufran úlceras y otros problemas digestivos deben evitarla porque puede ser irritante.

Este condimento queda fenomenal con las verduras, las carnes y los pescados, incluso en las sopas y cremas. También algunas personas la utilizan si hacen una tarta de frutas, ya que le da un sabor muy especial. De todos modos es mejor que sea fresca o en grano, ya que si está molida no tiene tantas propiedades ni tanto sabor.

A la hora de añadirla a la comida debemos hacerlo al final de la cocción de los alimentos. Si queremos que conserve sus propiedades debemos guardar la pimienta, ya sea en grano o molida, en tarros herméticos de cristal, evitando el calor y la humedad.