FrutasHidratos

La polenta

la-polenta

Si bien no es una preparación tan conocida en España, la polenta ha ido ganando adeptos en los últimos años gracias a su increíble capacidad de adaptarse a todos los tipos de gastronomía y condiciones sociales existentes, ya que es consumida tanto por países pobres de Latinoamérica por su escaso costo como en los más lujosos restaurantes de Francia e Italia por su exquisito sabor.

Originaria de la zona norte de Italia, esta especie de pasta a base de maíz varía según su lugar de consumo en algunos aspectos salientes como por ejemplo la densidad que se le da, o también los colores, que pueden cambiar aunque siempre oscilan dentro del amarillo de base. También existen igualmente variedades de color blanca, realizada con castaña, y marrón, llevada a cabo con alforfón.

Si bien la polenta en alguna de sus variedades ya era conocida incluso en el imperio romano, fue reciñen tras los viajes de Cristóbal Colón que adoptó en el mundo occidental la forma y sabor que se le conoce hoy en día, más que nada gracias a la insipiente utilización del maíz, que luego sí se haría más común.

En muchos de los países de Sudamérica la polenta suele ser consumida acompañada de tuco o buenas cantidades de queso rallado que se añade una vez preparada, y añaden algo de sabor a la misma. Se trata de un alimento de grandes aportes en cuanto a las distintas vitaminas B y especialmente recomendable para el invierno por su alto aporte calórico.