Hidratos

La quinoa, cada vez más de moda

quinoa

La quinoa, también conocida como quínoa o quinua, es una planta de origen andino que formaba parte de la dieta de algunos países de Sudamérica y que tardó siglos en llegar a Europa.

La quinoa, a los que algunos llaman “superalimento” nos aporta vitaminas del complejo B, vitamina C y vitamina E. Además es rica en minerales como fósforo, potasio, magnesio, hierro y calcio.

Se trata de una semilla, pero se puede utilizar como si fuese un cereal para preparar muchísimos platos, ya que tiene un sabor bastante bueno y una textura suave.

La quinoa nos aporta especialmente hidratos de carbono de absorción lenta, que son los que debemos tomar porque hacen que nos sintamos llenos de energía sin sufrir bajones, lo cual es perfecto en el caso de los diabéticos.

Sin embargo una de las características más destacables de la quinoa es que contiene bastantes proteínas, lo que la ha convertido en uno de los alimentos preferidos por los vegetarianos. En cuanto a las grasas, no aporta demasiadas y además son insaturadas, las más saludables. También es rica en fibra necesaria para un buen tránsito intestinal y para mantener el colesterol bajo control.

Antes de cocinar la quinoa hay que lavarla muy bien, sin ponerla en remojo, para quitarle el sabor amargo de las saponinas, al menos que esté ya lavada e indiquen en el envase que no es necesario. Después debemos hervirla como si se tratase de arroz, alrededor de 15 o 20 minutos. Se suele utilizar sobre todo para ensaladas, sopas o incluso para desayunar mezclándola con frutas. Mezclada con legumbres resulta ideal. Asimismo se puede preparar pan y pasta con quinoa.

La quinoa es fácil de digerir y las personas celiacas pueden tomarla porque no contiene gluten, por lo que puede utilizarse como guarnición de pescados y carnes.