Lacteos

La Torta del Casar, un queso extremeño delicioso

Cheese Torta del Casar

La Torta del Casar es un queso que se elabora en Extremadura, aunque ya ha cruzado nuestras fronteras y es uno de los más valorados en Europa por su intenso sabor y su textura.

Este queso se elabora de forma tradicional con leche cruda de oveja, cuajo vegetal y sal, dejándolo madurar más de dos meses. Lo más llamativo es su textura cremosa que es posible untar por ejemplo en pan. Además tiene un aroma muy fuerte y un sabor un poco amargo.

A la hora de consumirlo es mejor dejarlo a temperatura ambiente unas horas antes para apreciar todo su sabor y su textura. No conviene calentarlo en el horno o en el microondas porque pierde muchas de sus propiedades. Además de untado en pan, podemos disfrutar de la Torta del Casar como acompañamiento en carnes y pastas, así como para preparar salsas.

Otra característica de la Torta del Casar es su manera de abrirlo, ya que debemos hacer un corte circular con un cuchillo en la corteza superior para ir sacando el queso. Esta especie de tapa ha de volver a ponerse para que el queso se conserve en perfecto estado durante unas dos semanas. Su olor es muy fuerte, por lo que debemos cubrirlo bien con plástico o utilizar un envase hermético para evitar el olor en la nevera.

En el momento de la compra debemos estar muy atentos para elegir la Torta del Casar con Denominación de Origen Protegida que nos asegura que es el auténtico y que garantiza su calidad.

Este queso nos aporta mucho fósforo y calcio, necesarios para los huesos. Asimismo es rico en proteínas. De todas formas es un queso muy graso y por tanto muy calórico, unas 400 calorías por cada 100 gramos, por lo que se debe consumir con moderación, aunque las personas con colesterol elevado o con sobrepeso deberían elegir otras opciones más ligeras.