Frutas

Las deliciosas peras

Ripe pears on tree

Los beneficios de la peras son tantos que si estás pensando en cómo mantener la salud de  tu familia, deberías considerar seriamente la posibilidad de sostener el consumo de peras aún en esta estación de invierno, donde -es verdad- no abundan, pero vale la pena invertir en conseguirlas.

En verano, no hay mejor consejo que beber abundante zumo de pera fresca durante el calor potente de la estación ya que se aconseja para prevenir el dolor de garganta.

Conociendo mejor a la pera

La pera es una fruta dulce que se dice que está relacionado con la manzana. Su tamaño es aproximado al de una manzana y tiene varias semillas en el centro, igual que ellas. A diferencia de las manzanas sin embargo, las variedades de pera tienen la piel mucho más finas, por lo que no son tan fáciles de pelar. Las pieles varían en color ¾ amarillo, verde, marrón, rojo o una combinación de cualquiera de estos colores.

La carne del fruto de las peras es jugosa, dulce y generalmente suave. Su textura es suave y mantecosa y algunas variedades tienen pulpa más granulosa. Solemos pensar en las peras como en forma de campana, pero algunas variedades tienen forma casi redonda como una manzana.

Beneficios nutricionales

Las peras son una excelente fuente de fibra soluble en agua. Contienen vitaminas A, B1, B2, C, E, ácido fólico y niacina. También son ricas en cobre, fósforo y potasio, con menores cantidades de calcio, cloro, hierro, magnesio, sodio y azufre.

Algunas variedades tienen gran contenido de hierro respecto a otras. Esto se puede ver cuando una pera de corte se vuelve marrón. Si no se vuelven marrones, significa que el contenido de hierro es muy bajo o inexistente.