Consejos Terapéuticos

Las dietas disociadas

dietas-disociadas

Recientemente oímos mucho que las dietas disociadas son mucho mejores que el resto. Por eso queremos hoy aclarar el término, cuáles son los beneficios y por qué están teniendo tanta aceptación entre los profesionales de la medicina.

La idea central es no mezclar tipos de alimentos. Es decir, si vamos a tomar hidratos (arroz, maíz, patatas, pan…etc.) no podemos mezclarlos con proteínas (carne, pescado, huevo, queso, leche…etc.). Resumiendo, hacer justamente lo contrario a lo que hacemos al tomarnos un bocadillo.

La fruta siempre quedará fuera de las comidas principales y sólo se deberá tomar entre horas. El yogur y los frutos secos sí son admitidos en todo tipo de comidas. Como principal ventaja tenemos que no hace falta llevar una calculadora para las calorías o usar una báscula para tomar equis gramos de cada cosa.

También es importante recordar, como es normal, que por la noche sería mejor tomar las proteínas y a medio día los hidratos. Pero esta dieta nos permite comer de todo siempre que cumplamos la regla básica de no mezclar los alimentos.

Os proponemos un modelo de dieta:

Desayuno: Infusión o café. Yogur con cereales, tostada con mermelada, fruta.

Comida: Verduras con pasta/arroz u otro cereal a escoger, manzana, pera o yogur, infusión.

Merienda: Igual que el desayuno pero menos cantidad.

Cena: Verduras más proteínas. Yogur, manzana o pera y algunos frutos secos.

La idea es variar la carne al máximo, el pescado y los cereales a combinar. Esperamos vuestros comentarios en el caso de que ya hayáis probado esta dieta.

 

  • martinapulovana

    No creo que muy disociadas en la dieta.
    Mi nutricionista me sugirió que combinan hidratos de carbono y proteínas, en primer lugar para el almuerzo y proteínas para la cena y tengo que decir que ha funcionado.