Verduras

Las exquisitas zanahorias

Carrot

Las zanahorias generalmente se nos presentan en todas las estaciones del año, no son costosas pero si de diversos usos en la cocina. Todo es posible con ellas, desde simples y atractivos platos diarios hasta preparaciones más elaboradas como postres y confituras.

Su mejor propiedad es que son un producto especial para dietas de bajas calorías, ácido úrico y colesterol. Previene las infecciones y favorece el buen estado de la vista y la piel. En jugos y puré es ideal para la alimentación de los pequeños. Es una verdura que no tiene contraindicaciones.

En repostería se utiliza en tartas y bombones para dar un sabor y color especial. Combina muy bien con algunas especias como los clavos de olor y la canela, y con alimentos como el azúcar y cocos. Aporta una buena dosis de vitaminas si la consumimos en jugos o licuados y se pueden mezclar con duraznos, kiwis, naranjas o bananas. Nunca falta en estofados, caldos o cualquier receta con vino ya que tiene la facultad de equilibrar la acidez.

En las ensaladas resalta por su poder refrescante donde la podemos ingerir rallada y fresca o cortada en trozos finos junto con apio y manzanas. Una preparación algo más exótica puede ser acompañada de nueces y dátiles. Las más decorativas y destacadas son las zanahorias chicas o también denominadas “baby” cuya longitud no supera los 4 centímetros, y le brindan un toque de distinción a cualquier plato culinario.