Frutas

Las frutas frescas

las-frutas-frescas.thumbnail

Cada uno de los días debemos incluir en nuestra dieta frutas frescas ya que son muy valiosas en minerales, fibras y vitaminas. También nos aportan altos porcentajes de agua y muy pocas calorías. De esta forma explotamos las sustancias nutritivas que las plantas elaboran como alimentos propios y que resguardan en sus frutos. La ingesta habitual de frutas frescas es un importante refuerzo a todo nuestro sistema inmune, evitando así muchas enfermedades.

Las frutas denominadas carnosas son las que tienen una pulpa suculenta en su interior. Luego de madurar se tornan cada vez más jugosas y blandas. Sus zonas principales son: el epicarpio, mesocarpio y el endocarpio. El epicarpio es la piel de la fruta, el mesocarpio es la región comestible y carnosa y el endocarpio es la parte más dura que cubre las semillas. Alguna de las más importantes frutas son las manzanas, mandarinas, peras y las uvas.

La manzana - es una fruta que contiene muchas semillas en su interior. Su piel es lisa y algo brillante. La pulpa puede resultar blanda o dura, pero siempre jugosa, dulce y muy refrescante. Es una de las frutas más completas para cualquier dieta. Contiene fibras, potasio, azúcares y vitaminas C y E. Tiene grandes porciones de agua, por lo que es hidratante y refrescante.

La mandarina – es el fruto del mandarino. Su pulpa está conformada por varios sacos repletos de jugo. Es jugosa, refrescante, dulce y menos ácida que otras clases de cítricos. Tiene el beneficio de disponer con una piel poco adherida a la pulpa, lo que facilita su pelado. Contiene valores altos de agua, potasio, magnesio, fibra, vitamina C y los ácidos fólico y cítrico.

La pera - es el fruto del peral. De igual forma que las manzanas, esconde numerosas semillas en su interior. Tiene un sabor dulce y muy suave. Es sumamente hidratante y refrescante. Su contenido mayoritario es sin dudas el agua. Además tiene potasio, vitaminas A y C, fibras y azúcares. Muy bajas calorías y propiedades astringentes.

La uva – es una fruta muy carnosa lograda de la vid que crece en forma de racimos. Su pulpa es muy jugosa y dulce. Entre sus propiedades nutritivas figuran los contenidos de azúcares, fructosa, glucosa y vitamina B.