Grasas

Las grasas, los niños y el colesterol

Fat boy eating ice

Las madres y los padres tenemos una preocupación constante: cómo mantener la salud de nuestros hijos dentro de parámetros saludables. Lo cierto es que el mundo o la época en la que nos toca vivir, no siempre ayuda mucho en ese sentido.

Los sabores tentadores acechan por todos lados, pero siempre están estimulados por promociones atractivas o por un marketing irresistible que es el objetivo de lucha constante de los educadores nutricionales. La combinación de nuestro título es una de las más difundidas lamentablemente. Veamos algunos datos al respecto.

Obesidad infantil

¿Cuánto crees que han crecido las tasas de obesidad los niños desde 1980?. Se han triplicado y perdona que te lo diga así, sin “anestesia previa”. Alrededor del 17% de los niños y adolescentes de 2 a 17 años son ahora obesos. Eso los pone en mayor riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y otros problemas de salud como le sucede a los adultos que son obesos.

¿Se puede heredar el riesgo de nivel de colesterol elevado?

Sin duda, por lo que se recomienda estar más que atentos. El colesterol LDL (“colesterol malo“) puede provenir de su árbol genealógico. Las personas con un gen defectuoso que conduce a altos niveles de colesterol tienden a tener ataques al corazón a una edad muy temprana.

Mayormente, sin embargo, una mala alimentación, el sobrepeso y no hacer ejercicio regularmente causan colesterol LDL alto, independientemente de la hisotria familiar previa. Teniendo en cuenta que este problema afecta hoy a aproximadamente 1 de cada 3 adultos, saca las conclusiones por ti mismo…

¿El entorno social y familiar incide?

Sin duda: es más fácil mantener el control en un entorno de personas que también lo hacen. Algunas escuelas, han iniciado campañas de hábitos saludables, por ejemplo no vendiendo más que jugos de frutas y bocaditos de cereal en el recinto escolar.

  • José

    el niño