Consejos Terapéuticos

Las mejores razones para bajar de peso

mejores razones bajar de peso

Las mejores razones para bajar de peso, pueden sintetizarse en pocos argumentos: ganar salud, ganar comodidad, verse mejor y sentirse mejor.Esas buenas razones, sin más ni más ya son suficiente motivación sin lugar a dudas. Pero a veces la motivación por sí sola no nos resulta suficiente y está bueno conocer algunos buenos consejos, o ser más conscientes de algunas pautas que nos permitan facilitar el proceso.

No quiere decir que se necesiten razones para sobrellevar una etapa de sacrificio, aunque es verdad que habrán momentos donde la fuerza de voluntad juega un papel clave; pero si dispones de información certera y convincente, todo será más fácil. Veamos qué podemos aportar desde aquí:

Primeras pautas

Una dieta que se planea de forma individual para ayudar a crear un déficit de 500 a 1000 kcal por día,  debe ser una parte integral de  todo programa encaminado a lograr una pérdida de peso de 1 kg a 2 por semana.

La actividad física es una de las razones fundamentales a la hora de perder peso; es decir: debe ser parte de una terapia de pérdida de peso o un programa de control de peso. Estos son mis argumentos:

  • Modesta pero sostenidamente contribuye a la pérdida de peso en adultos con sobrepeso y obesidad
  • Puede disminuir la grasa abdominal
  • Aumenta la capacidad cardiorrespiratoria
  • Puede ayudar con el mantenimiento de la pérdida de peso.

Dadas esas razones, no necesito enfatizar más en que la actividad física debe ser una parte integral de la terapia de pérdida de peso y mantenimiento del peso. Inicialmente, debes acudir al médico para estar tranquilos de que tus condiciones de salud son óptimas para comenzar un programa de ejercicios a  niveles moderados de actividad física durante 30 a 45 minutos,  unos 3 a 5 días a la semana.

Si quieres comenzar ya, con algo inofensivo y que a todos hace bien, comienza a caminar.

Más consejos

Todos los adultos deben establecer una meta a largo plazo para acumular al menos 30 minutos o más de actividad física de intensidad moderada en la mayoría, y preferiblemente todos los días de la semana.

Ahora bien, si sumas a ello la combinación de una dieta baja en calorías y aumentas paulatinamente  la actividad física, la consecuencia será la pérdida de peso que también puede dar lugar a la disminución de la grasa abdominal y el aumento de la capacidad cardiorrespiratoria.

Si te resulta difícil, la terapia conductual es un complemento útil cuando se suma a un tratamiento para bajar de peso y mantener el peso.

Después de la pérdida de peso con éxito, la posibilidad de mantenimiento de la pérdida de peso se ve reforzada por programas que consisten en terapia, sostener  dieta y sostener la actividad física.