Frutas

Las nueces, muy beneficiosas para la salud

walnut and a cracked walnut

En general los frutos secos son muy beneficiosos para el organismo, y en especial las nueces porque nos aportan nutrientes de gran calidad.

En los últimos años se ha comprobado que las nueces nos ayudan a reducir el colesterol malo en la sangre, por lo que se previenen problemas en el sistema cardiovascular. Es recomendable tomar un puñado de nueces cada día, unas seis o siete, sin pasarnos porque esta cantidad tiene unas 180 calorías. Lo ideal es tomarlas como aperitivo a media mañana o en la merienda acompañadas de un yogur, una opción muy sana y rica.

Asimismo las nueces nos hacen sentir mejor puesto que su consumo en la dieta parece que aumenta los niveles de serotonina.

Las grasas que nos aportan las nueces son de calidad, en concreto ácidos grasos omega 3 de origen vegetal, muy recomendables para el corazón. Hay que señalar que de todos los frutos secos, las nueces son las que contienen mayor cantidad de omega 3, similar al pescado azul.

Las nueces nos aportan minerales tan importantes como magnesio y fósforo, además de fibra. Las nueces son ricas en polifenoles y otros antioxidantes que luchan contra el envejecimiento y ayudan a las personas de más edad, por eso deben formar parte de su dieta.

Además de tomarlas como aperitivo, las podemos utilizar como ingrediente en ensaladas, platos de pasta, bizcochos…, aunque conviene no cocinarlas para que conserven todas sus propiedades.

De todas formas, al tratarse de un fruto seco, debemos evitar dárselas a los niños menores de tres años, ya que además de sufrir alergia pueden atragantarse.

En casa el mejor sitio para conservar las nueces es la nevera, separándolas de alimentos con un fuerte olor, aunque si están empaquetas las podemos dejar en su envase. Las nueces pueden volverse rancias si hace calor, ya que cambia su estructura y pierden parte de su aroma y gusto.