Hidratos

Las pastillas antigrasa

las-pastillas-antigrasa

Es muchísima la publicidad que tenemos que soportar en estos días sobre pastillas antigrasa. Decimos pastillas por no comentar el resto de presentaciones que tienen estos productos, sobres, jarabes, preparados para diluir en agua…etc., pero lo más importante es…¿funcionan?

Lo primero que hay que dejar claro es que la grasa acumulada no se puede eliminar por tomar un diurético. Así sólo se pierde agua que se recupera en cuanto que bebemos agua. La grasa acumulada hay que quemarla y esto sólo se consigue con ejercicio aeróbico y quemando más calorías de las que ingerimos.

Entonces estas pastillas ¿por qué insisten en que absorben la grasa de los alimentos que comemos? Porque es la única verdad de estos anuncios. Crean como una película sobre la grasa y ésta se elimina de una forma más fácil. Pero, atención, sólo sirve para la comida que tomemos a partir de que empecemos a tomar las pastillas y no para la grasa acumulada.

Podría decirse que son medicamentos que ayudan a no engordar más pero no a adelgazar. La dieta, el ejercicio físico y la moderación en las reuniones con amigos es el trío de acciones que nos llevará al complicado objetivo de quemar la grasa acumulada. El resto tiene más efecto placebo que otra cosa ya que si te has decicido a gastarte una fortuna en estos medicamentos es para ponerte a dieta y medirte un poco más. Sin pastillas adelgazarás exactamente lo mismo y tendrás más salud y dinero.