Hidratos

Las patatas fritas y su relación con el cáncer

las-patatas-fritas-y-su-relacion-con-el-cancer.thumbnail

A cuadros nos hemos quedado tras leer este estudio en el que se afirma que las patatas fritas pueden provocar cáncer.

Evidentemente esto es algo poco lógico ya que la patata es fuente de vitaminas. Entonces…¿qué puede causar este efecto tan pernicioso en nuestro organismo? La fritura de la misma.

El proceso de fritura en aceite a altas temperaturas provoca la aparición de una sustancia denominada glicidamida. Curiosamente esta sustancia la genera el hígado tras comer otros alimentos fritos pero es para combatir la acrilamida.

Los científicos de la Universidad de Munich han confirmado este extremo y declarado que el secreto está en cocer y no dorar demasiado las patatas. Es el alimento a altas temperaturas durante muchos minutos lo que provoca esta sustancia.

Es también curioso cómo se observa más cantidad de glicidamida al freír en aceite de girasol (que siempre se había aconsejado para tal fin) que en otro tipo de aceite. Pero claro, el resultado ha levantando mucha polémica entre las amas de casa y la sociedad se pregunta qué hacer ante este problema.

Aconsejan freír a 175 grados como máximo y por poco tiempo. Que la patata no cruja y que se pueda comer fácilmente con textura blanda. Así evitaremos los perniciosos efectos de la fritura sobre este alimento.