Consejos Terapéuticos

Las tapas y aperitivos más ligeros

Jamon. Slices of Bread with Spanish Serrano Ham. Prosciutto

Casi todos en verano salimos bastante a tomar algo y seguro que picamos más de lo que deberíamos, por eso os vamos a dar unos consejos sobre qué tapas y aperitivos elegir para mantener el peso y reducir la ingesta de grasas perjudiciales.

Una de las tapas más ligeras y ricas es el jamón serrano, si se toma una cantidad moderada no tiene por qué suponer un problema para la línea. Es mejor no acompañarlo de pan para no comer demasiadas calorías.

También podemos pedir una banderilla, un clásico compuesto de aceituna, pepinillo, cebollita y anchoa o boquerón con muy pocas calorías.

En lugar de calamares rebozados y fritos podemos pedir una sepia a la plancha, evitando echarle mayonesa después. También el pulpo, las almejas o los mejillones al vapor son bastante ligeros, así como una ración pequeña de salpicón de marisco o de gambas a la plancha.

Por otra parte, los champiñones o las setas a la plancha son ideales para cuidar el peso, ya que son muy ricos en agua y contienen muy pocas calorías. También los espárragos, si se preparan a la parrilla, son muy recomendables porque son muy ligeros.

Si pedimos un montadito o una tosta siempre es mejor elegirlo de lomo o ternera con un poco de tomate natural rallado, atún con pimientos, queso fresco y anchoas, salmón ahumado o verduras, evitando los quesos y las salsas muy calóricas.

Y siempre hay que evitar alimentos como los cacahuetes y las patatas fritas procesadas, ya que son ricos en grasas perjudiciales y contienen muchísimas calorías. Tampoco conviene tomar alimentos rebozados o con salsas.

En cuanto a la bebida para acompañar las tapas nada mejor que el agua o un zumo de tomate muy fresquito. Si pedimos alcohol debemos controlar la cantidad, ya que engorda mucho y no es nada saludable.