Consejos TerapéuticosLacteos

Leche cruda, precauciones a tener en cuenta

leche cruda cuidados

Leche cruda, precauciones a tener en cuenta. Como mencionábamos en el caso del post dedicado a la manipulación del pescado fresco, hay temas sobre los que tenemos que prestar especial atención en verano y el tema de la leche, es uno de ellos. Es un hecho que existen los peligros de la leche cruda, ya que la leche sin pasteurizar puede plantear un riesgo para la salud.

Todos sabemos que la leche y productos lácteos proporcionan una gran cantidad de beneficios nutricionales. Pero atención:  la leche cruda puede contener peligrosos microorganismos que pueden suponer graves riesgos de salud para ti y tu familia. No siempre se difunde así con tanta claridad, pero es  muy real, créeme, el número de personas que se han enfermado por beber leche cruda o comer queso elaborado con leche cruda en la última década.

  • ¿Qué entendemos por leche cruda?

Se trata de la leche de vaca, oveja o cabra que no se ha procesado para destruir las bacterias dañinas. Esta leche cruda, sin pasteurizar, puede  contener bacterias peligrosas, tales como Salmonella, E. coli y Listeria, que son responsables de muchas enfermedades transmitidas por alimentos.

Estas bacterias dañinas pueden afectar seriamente la salud de cualquier persona que bebe la leche cruda, o consume alimentos elaborados con leche cruda. Pero más importante aún: las bacterias en la leche cruda pueden ser especialmente peligrosas para las mujeres embarazadas, niños, ancianos y personas con sistemas inmunológicos debilitados.

  • ¿Cómo evitar estos problemas?

El método más utilizado mundialmente es la pasteurización cuyo nombre -obviamente- responde a Pasteur. Se trata de un proceso que mata las bacterias dañinas mediante el calentamiento de la leche a una temperatura específica por un período de tiempo determinado.

  • Pingback: Pasteurización de la leche, mitos y verdades | Blog Alimentos

  • Lourdes

    Ya tengo algunos años y en mi juventud ibamos a buscar la leche recien ordeñada a las vaquerías. La única precaución era hervirla al llegar a casa y ningún problema un par de dias en casa y sin frigoríficos, como mucho una nevera de hielo. Esto si, íbamos cada día o cada dos a por leche. No conozco de nadie que se hubiera intoxicado.