Hidratos

El arroz

White steamed rice

En este post le toca el turno a uno de los reyes de la cultura mediterránea, el arroz. Ingrediente fundamental para la mayoría de recetas que elaboramos.

Pertenece a la familia de las gramíneas, crece en zonas húmedas y templadas y necesita de mucha humedad para su cultivo. Es original de Asia y desde el año siete mil antes de Cristo se cultiva en el citado continente. Se cultiva en muchos países del mundo y es la base nutricional de muchos habitantes del mundo.

Es rico en hidratos de carbono por lo que ayuda al cuerpo a tener la energía necesaria para afrontar cualquier tipo de esfuerzo. No tiene proteínas, pero tampoco calorías o grasa por lo que es recomendable para cualquier dieta de adelgazamiento.

Contiene las vitaminas E, PP, B1 y B2. Los minerales que se han econtrado son Fósforo, Hierro, Potasio y Calcio. También es rico en aminoácidos, Niacina, Tianina y Riboflavina. Su poder astringente es conocido por todos.

También es positivo para los enfermos de diabetes o hipertensión. Es diurético y regula la obesidad. Es positivo por lo tanto para las dietas de control de peso y para mejorar el nivel de colesterol en la sangre.

Toda una medicina en potencia que a veces no se consume como se debiera pero que merece la pena usar cuanto más mejor.