Verduras

Lentejas, un alimento muy completo

lentils

Las lentejas se consumen desde hace milenios por su riqueza en proteínas y otros nutrientes que las convierten en una legumbre fundamental en la dieta. Veamos qué propiedades y beneficios nos aportan las lentejas.

Consejos

Lo ideal es comer lentejas una vez a la semana, tomándolas en puré, ensalada o guisadas. En este caso lo mejor es acompañarlas de patata, arroz, un poco de jamón y aceite de oliva. También es recomendable cocinarlas con zanahoria, apio o puerro para aprovechar sus nutrientes. De este modo son fáciles de digerir y muy sanas. Por el contrario debemos evitar cocinarlas con chorizo, morcilla o tocino, que sólo aportan grasas poco saludables que suben el colesterol.

La lenteja es una legumbre clave porque nos aporta proteínas de calidad, por eso en épocas de escasez siempre se recurre a ellas, ya que son tan nutritivas como el pescado, la carne y los lácteos. Las lentejas se pueden comer como plato único si las tomamos con algún cereal, como el arroz.

Propiedades de las lentejas

Una ración de cien gramos de lentejas contiene poco más de 300 calorías, así como proteínas, fibra, hierro, calcio, magnesio, potasio y fósforo. También contienen vitaminas del grupo B, vitamina C y vitamina E, así como zinc y ácidos grasos poliinsaturados.

Las lentejas son ricas en hierro, por lo que ayudan a prevenir la anemia y el cansancio, reforzando además las defensas del organismo.

Las lentejas nos aportan hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que la glucosa pasa a la sangre de forma progresiva y sin producir picos de glucemia. De hecho se recomiendan para las personas con diabetes.

Compra y conservación

Tenemos que comprar lentejas que estén enteras y con un olor fresco. Las debemos conservar siempre en un envase cerrado y protegidas de la luz y la humedad, evitando los insectos.