Frutas

Limas y limones, sabor y salud

Limas y limones, sabor y salud. A los limones los conocemos bastante bien…, pero quizá a las limas no tanto aunque son quizá más famosas desde la antigüedad por sus beneficios históricos a los marineros desde tiempos ancestrales.

Las limas están llenas de vitamina C y se daban de comer en los buques para prevenir el escorbuto, una enfermedad causada por ese déficit de vitaminas. A modo ilustrativo, por ejemplo, es conocido que en el siglo XVIII, todos los buques de la marina británica asignados a los viajes largos, obligatoriamente incluían un fuerte cargamento de limas o en su defecto limones…. fíjate que no en vano “‘Limeys” es el apodo de los marineros británicos que ha continuado hasta nuestros días.

Las limas se cultivaron inicialmente en el subcontinente indio y se popularizaron en Europa en la época de las Cruzadas. Llegan a los Estados Unidos en  el siglo XVI, en lo que ahora se denomina la Florida.

Veamos algunos valores nutricionales calculados en base a una porción mediana, vale decir unos 70 gr de fruto fresco y crudo.

  • Calorías 20
  • Grasa Total 0g 0%
  • Sodio 0 mg 0%
  • Carbohidratos totales 2%
  • 2 g de fibra dietética 7%
  • Azúcares 0g
  • 0g Proteína

Importante aporte de vitamina A, pero más significativo es el de la Vitamina C 35% a los que se suma presencia de calcio y hierro.
Hierro **

¿Cómo elegirlas? Busca y compra aquellas limas que son brillantes y de color verde intenso a la luz natural. Las limas debe tener una piel fina, lisa y ser pesadas para determinar en definitiva su tamaño. Pequeñas zonas marrones en la piel no deberían afectar el sabor, pero las manchas grandes indican inequívocamente una lima dañada. Los limones maduros son firmes, pero no duros. Evita quedarte con aquellos limones que tienen una piel de color amarillenta o que son demasiado pequeños. Una piel arrugada y dura  es un signo de sequedad.