Consejos TerapéuticosFrutas

Los alimentos y el verano

Los alimentos y el verano. A medida que las temperaturas se ponen más agradables y se entibia el clima, es importante tener en cuenta dos cosas:

Las necesidades nutricionales tuyas y de tu familia van a cambiar un poco. El procesamiento y conservación de los alimentos va a ser diferente.

Partiendo del primer punto, señalo que obviamente los fundamentos permanecen iguales: tu familia necesita comer una dieta equilibrada, controlar la ingesta de grasas y de calorías en general. Sin embargo, hay algunas cosas adicionales a las que conviene prestar atención cuando primavera se asienta y el verano ya se hace sentir.

Veamos algunos de los puntos o consejos más importantes:

  • Incluye más frutas en tu dieta o menú familiar. El cuerpo será capaz de almacenar el agua que bebes con mayor facilidad si comes los alimentos adecuados. En especial, las bayas son de los mejores alimentos que podrías agregar a tu dieta de verano. ¿Sabes por qué? Porque no sólo ayudarás a tu cuerpo a optimizar -por decirlo de algún modo- el uso de agua, sino porque también disfrutarás de su sabor agradable y refrescante.
  • Disminuye el consumo de la cafeína. Podría aportar muchos argumentos a favor de este punto, pero entre otras cosas, la cafeína en exceso es capaz de deshidratar el cuerpo, lo que eliminará los efectos positivos de toda la buena alimentación y del sano consumo de agua que estás bebiendo. Yo diría que no puedes permitirte el lujo de que ello suceda durante los calurosos meses de verano. ¿Cómo hacerlo? Fácil: debes reducir el café y los refrescos. Si no puedes soportar a beber sólo agua entonces piensa en alternativas más sanas como té helado, jugos naturales o leche desnatada.