Frutas

Los deliciosos kiwis

Kiwi fruit

Vale la pena conocer un poco mejor a esta fruta tan especial. El Kiwi es  originario de  China y su primera “expansión” por así decirlo, ocurrió cuando fue llevada a Nueva Zelanda por los misioneros chinos para comenzar algunos ensayos en su  cultivo.

Fueron precisamente los neozelandeses quienes la nombran con este curioso nombre por el que la conocemos hoy en día: kiwi. Fue en la década del 70 que se expande su cultivo a muchos otros países.

La planta del Kiwi

Es una trepadora vigorosa y existen plantas masculinas y femeninas necesarias para producir el fruto exquisito. El Kiwi requieren pleno sol para crecer y sólo prospera en suelos ricos en abono, que sean bien regados. Idealmente, las plantas masculinas y femeninas se plantan sobre 1 metro de distancia en marcos robustos o arcos o filas de alambre. Estas plantas requieren poda ligera y protección contra las heladas: en zonas muy frías, las plantas de kiwi no sobrevivirán.

Potencial nutricional

El kiwi es rico en vitaminas C, E y A. Contiene fibra, potasio, fósforo, magnesio y cobre. Tiene una notable capacidad para eliminar el exceso de sodio del cuerpo que es bueno para la persona promedio que consume demasiada sal. Los chinos creen que son las pequeñas semillas negras que llevan a cabo esta hazaña increíble. El kiwi es rico en enzimas antioxidantes, son muy digestivos y se debe comer tan pronto como sea posible después de ser cortado para sostener estas propiedades en forma óptima.

Beneficios para la salud

El kiwi se conoce como promotor de la buena salud respiratoria ya que es capaz de  aliviar las sibilancias y la tos nocturna. Una ensalada de fruta de kiwi en rodajas con un poco de canela en polvo espolvoreado por encima y un chorrito de miel antes de acostarse, es reconfortante y útil.

Por último, te acerco una propuesta gastronómica donde puedes probarlos, es mi receta de natillas con kiwis. ¡Deliciosa!