Hidratos

Los frutos secos

los-frutos-secos

Hoy en día, en los países desarrollados se pueden obtener con suma facilidad, los frutos secos, procedentes de las zonas mas tropicales del mundo. Estos frutos le pueden incorporar al cuerpo vitaminas, fibras y minerales, componentes indispensables para el organismo humano.

Avellana: contiene un gran porcentaje de grasas, del 50% al 60%, es rico en magnesio, vitaminas B y E, es eficaz para el envejecimiento, aportan unas 550 calorías cada 100 gramos y fortalece el sistema nervioso humano.

Almendra: contiene  almidón, sacarosa y glucosa, un 57% de porcentaje en grasas, son fuentes de salud y se las suponen de reducir el colesterol y se excelentes para el corazón.

La nuez: es el fruto más calórico que existe, pose 672 kilocalorías  por cada 100 gramos.
Están compuestas además por cobre, vitaminas y zinc, son utilizadas además para productos de pastelería y postres helados.

Los frutos secos se consumían ya hace miles de años como alimentos básicos de los pueblos y cazadores, ya que son muy nutritivos y carecen de preparación.

Los frutos secos proporcionan vitaminas como el fósforo, cobre, hierro, proteínas y minerales. Esa es la razón por la cual son alimentos básicos en los menús vegetarianos. En caso de que se coman crudos, los frutos secos, también tienen una alta aportación de vitaminas E, ingrediente que se pierde al tostarse.

Pero no todo es saludable y hay que tener suma precaución a las cáscaras de estos frutos, que si aun no han terminado de madurar, componen cianuro, gas venenoso caracterizado por tener un gusto desagradable, por eso se recomienda esperar que estén totalmente maduras.