Hidratos

Los frutos secos

Mixed nuts and seeds

Debido a sus grandes propiedades nutritivas y también gastronómicas, los frutos secos son especiales para adicionar a diferentes preparaciones. Son insustituibles para la época invernal y de mucho frío. Veamos los más comunes:

Nueces: se utilizan enteras, cortadas a mitades o picadas. Son ideales para combinarlas con distintas clases de quesos. Se pueden utilizar para la preparación de bocaditos para copetín, masas para tartas, masitas y gran cantidad de platos salados.

Higos: son una delicia cubiertos con chocolate o rellenos de miel, almendras o nueces. Sus usos son en varias preparaciones generalmente de repostería. Contienen sustancias altamente energéticas y sus principales propiedades son las proteínas, azúcares, fibras y grasas.

Pasas de uva: no resultan otra cosa que las uvas en estado seco, seleccionadas entre las variedades con mayor contenido de azúcar y sin semillas. Habitualmente se usa la especie denominada como “las sultanas”, de color dorado y son las más extendidas y empleadas en los platos gastronómicos. También son preferidas las “pasas de Corinto” las cuales tienen un color algo más oscuro que las anteriores. En algunas preparaciones es conveniente dejarlas previamente en remojo varias horas en agua tibia, té o algún licor.