Consejos Terapéuticos

Los peligros de las dietas hiperproteicas

Protein Foods

En los últimos años las dietas ricas en proteínas están muy de moda, principalmente porque ayudan a perder peso  y a ganar masa muscular, pero pueden tener consecuencias muy graves en la salud.

Esta dieta se caracteriza por su elevada ingesta de carnes, huevos y pescado, aunque es muy baja o nula en vegetales, legumbres y cereales, básicos para una buena salud.

Una dieta saludable debe contener la cantidad adecuada de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Si aumentamos considerablemente las proteínas y eliminamos los hidratos de carbono se produce una descompensación en el organismo, que aunque consigue que perdamos peso más rápido se ha comprobado que también, una vez acabada la dieta, los kilos se recuperan más fácilmente, ya que se suele perder más agua que grasa.

Es cierto que debido a los cuerpos cetónicos producidos por el exceso de proteínas nos sentiremos más saciados, pero al mismo tiempo también más cansados porque no tendremos energía suficiente de los hidratos. También suele producir náuseas, dolor de cabeza, dificultad para dormir, estreñimiento y tristeza.

El exceso de proteínas además puede afectar negativamente a órganos tan importantes como el corazón y el hígado. Por otra parte una dieta tan rica en proteínas aumenta los niveles de ácido úrico y por tanto puede causar ataques de gota y cálculos renales.

Asimismo el hecho de no consumir productos vegetales producirá a largo plazo graves carencias de vitaminas y minerales.

Estas dietas nunca la deben hacer ni los niños ni los adolescentes por sus efectos negativos. Tampoco las personas con problemas previos de salud, los mayores y las embarazadas deben hacerlas.

Lo mejor siempre que necesitemos perder unos kilos es acudir a un médico especialista para que nos haga una dieta hipocalórica, aunque variada donde no falte ningún nutriente básico. Las dietas donde se pierden los kilos poco a poco son las más efectivas y donde menos se produce el efecto rebote o la recuperación de los kilos perdidos.