Frutas

Los pepinillos

los-pepinillos.thumbnail

Esta preparación alternativa de los conocidos pepinos es una de las más famosas que existen, especialmente en distintos sitios de Europa y África, donde se hallaron las primeras técnicas para lograr que este fruto llegue al punto exacto de su sabor y aroma, que le ha valido ser considerado incluso por algunos pueblos de la antigüedad como un verdadero manjar exclusivo para sus máximas autoridades.

Hay que destacar que al hablar de pepinillos nos referimos al resultado de encurtir los denominados pepinos. Esta idea surgió hace miles de años de hecho, creyéndose sus orígenes en la Mesopotamia y posteriormente en China. Además, está comprobado que la técnica moderna viene de las más altas esferas del poder dentro de las sociedades judías de siglos pasados.

También se tienen muy interesantes registros de las civilizaciones que ocuparon lo que hoy son Grecia y Egipto, y que habían desarrollado ideas muy similares para fermentar los pepinos. Hay que destacar que si bien no existe la fórmula exacta para lograr los pepinillos, la mayoría de ellas está basada en la utilización de salmuera por espacio de varias semanas sobre pepinos lavados y maduros, logrando así los resultados deseados.

Sin embargo, a través del planeta se han desarrollado otras posibilidades como las siguientes: agregando eneldo y ajo en varios países de Europa occidental, pimienta y azúcar en las naciones escandinavas, apio y vinagre en Egipto, ajo y jengibre en Corea y China, jugo de rábano en Rusia y laurel de cocina y azúcar en Argentina.