Trastorno Alimenticios

Obesidad y trastornos alimenticios

Overweight Woman, illustration

Hasta hace unos años atrás, algunos especialistas no consideraban a la obesidad como un trastorno alimenticio, limitando estos casos a los más típicos: anorexia y bulimia.Pero el espectro se ha ampliado y aquí mismo en nuestro blog hemos hablado antes de algunos trastornos alimenticios no específicos, tales como las conductas alimenticias preocupantes ya que suelen ser el principio de problemas más severos si no son tratadas debidamente, entre ellos la obesidad.

Trastornos de la conducta alimentaria

También conocidos simplemente como TCA,  en los tiempos que corren abarcan a todos los tipos de trastornos de la alimentación como ir de borrachera, la anorexia y la obesidad.

La obesidad entró en el campo médico de los TCA en la década de 1990 junto con la creación de una situación de interés y preocupación en torno al bienestar de personas que superan los 16 K o más sobre su peso corporal saludable. Con este movimiento, la obesidad alcanzó subvenciones en algunos países, lo que trajo como consecuencia una mayor exploración se llevó a cabo respecto a la causa y el efecto del aumento de peso corporal.

No hay edad para los TAC

Los trastornos de la alimentación nos pueden golpear a cualquier edad, por muchas razones diferentes y con diferentes grados de severidad. Los hombres y las mujeres, los ancianos, los jóvenes y los niños,  son igualmente susceptibles a sus garras.

Un acuerdo universal en el campo de los médicos que trabajan con los trastornos de la alimentación es que solemos encontrar experiencias de la vida de una persona, que podrían explicar el hecho de que sean más susceptibles a desarrollar un trastorno alimentario.

El tratamiento y control de la obesidad, la bulimia y la anorexia es altamente especializado y  a menudo se vale de una combinación de la terapia analítica con terapia médica sustentada fuertemente en propuestas de cambio de hábitos alimenticios y estilos de vida a los que se suma entrevistas  motivacionales constantes y en ocasiones grupales.

La clave del éxito en todo el trabajo con todos los trastornos de la alimentación es ponerse en contacto con el paciente, sintonizar en su perspectiva del problema y entender sus traumas a fondo y sus experiencias individuales en relación a su trastorno de la alimentación.