Trastorno Alimenticios

Ortorexia o la obsesión por la comida sana

healthy food

En los últimos años hemos visto como muchas personas, sobre todo algunos famosos, se han obsesionado con comer sólo alimentos saludables. Este problema, conocido como Ortorexia, también puede suponer un riesgo para la salud.

Las personas con este problema obsesivo-compulsivo, muy de moda entre los famosos, dejan de ingerir ciertos alimentos que ellos creen que son perjudiciales. Además suelen tomar los alimentos crudos, sin pesticidas ni conservantes y se preocupan de manera obsesiva de la calidad de los alimentos.

Está claro que comer de forma adecuada es importante, pero el problema surge cuando se convierte en una obsesión que rige su vida. La ortorexia afecta más a las mujeres con una buena posición económica, ya que los alimentos orgánicamente puros son más caros.

Uno de las consecuencias que pueden sufrir estas personas es el aislamiento. El miedo a ingerir productos perjudiciales hace que dejen de lado su vida social, ya que así evitan las comidas entre amigos o fuera de casa. Si alguna vez ingieren un producto fuera de su dieta habitual pueden sentir una gran culpa.

No todas las grasas son perjudiciales, sirva de ejemplo el consumo de aceite de oliva, que se ha relacionado con un nivel más bajo de colesterol en sangre, una protección del corazón y una mayor longevidad. Estas personas tampoco suelen consumir carne, por lo que pueden presentar una carencia de hierro y por tanto anemia. La falta de ciertos alimentos, como lácteos u otros nutrientes necesarios pueden producir pérdida de masa ósea, algo común en las personas que sufren anorexia, y que puede derivar además en problemas graves de nutrición.

En ciertos casos, cuando esta dieta crea deficiencias a nivel nutricional y social, es recomendable pedir ayuda a un psicólogo o psiquiatra, aunque también pueden acudir a un médico especialista en nutrición para que les explique cómo debe ser una dieta sana y variada.