Frutas

Peras, cómo elegirlas y procesarlas mejor

alimentos preparar peras

Las peras son frutas de sabor, textura crujiente con una clara estructura granular. Muchas personas las comen frescas, recién salidas del árbol cuando la temperatura ambiental lo permite, pero hay una variedad de otros alimentos que se pueden hacer con esta fruta – como un rico zumo de peras -si las eliges correctamente y las procesas con habilidad.

Si tienes un árbol de peras y esta temporada tuvieras un “exceso” en la cosecha de esta fruta, es buena idea que presetes atención a los consejos dedicados específicamente a la conservación que compartiremos al final de este post.

Cómo elegir la fruta

Antes de ahondar en la conservación, lo mejor es saber cómo manejar y elegir la fruta. Al seleccionarlos en una tienda o en el mercado, busca frutas firmes, de color uniforme, sin manchas ni heridas en su corteza. La pera tiene la particularidad de madurar fuera del árbol, la maduración “perfecta”  no es necesaria, aunque ciertamente no hace daño.

Cómo conservar la fruta

Guarda las frutas en una bolsa de papel sobre la mesa hasta que maduren, después de lo cual deben ser utilizadas o refrigeradas. Las peras pueden variar en sabor y dulzura dependiendo de la variedad y del momento cuando se cosechan, es posible que desees experimentar con varias versiones.

Cómo utilizarlas

Mucha gente utiliza peras como las manzanas, ya que cualquier receta que halles para manzanas se puede hacer con pera, desde tarta de manzana a la dulce de manzana. El sabor y la textura será radicalmente diferente, pero esto puede ser muy agradable, sobre todo en una cena cuando se quiere introducir a los huéspedes algunas comidas divertidas y diferentes. Las peras -obviamente- se pueden comer frescas, picadas o en ensaladas para agregar un elemento de textura dulce. También se puede ofrecer, junto con un cubo de queso, ya sea para reemplazar o suplementar otras frutas.