Consejos Terapéuticos

Picotea sin arrepentirte

picotea-sin-arrepentirte

Picotear es una de las peores tentaciones para mantener la línea. Es dar la una de la tarde y los jugos gástricos nos piden alimentos que nada tienen de saludables y que producen un bienestar fantástico. Lo malo es que tras 15 minutos en la boca serán años los que tardemos en eliminar esas ricas bravas y esa cervecita.

Pero que no cunda el pánico. Podemos llenar el estómago con distintos trucos que aunque no tan ricos sí calman el hambre. Tenemos, como primera opción, las galletas integrales o de arroz inflado. Si su sabor te recuerda ligeramente al engrudo usa las especias. Añade canela y cambiarán bastante.

Las barritas de cereales (sin chocolate) también nos pueden hacer el apaño. Los yogures con fibras o el clásico yogur para beber suelen calmar bastante el temible gusanillo. Pero los frutos secos, como máximo 10, también nos los podemos permitir, nos darán energía.

Fruta fresca, a escoger, y de beber una infusión sin azúcar (una hoja de hierbabuena nos puede hacer el apaño) o agua. Así conseguiremos ir quitando lastre de nuestro cargado organismo. Si tenéis algún truco más esperamos que nos lo mandéis.