Frutas

Piña, sana y deliciosa

Depositphotos_5843807_xs

La piña es una fruta que procede de América y que destaca por su sabor y frescor. Hoy en día se cultiva en muchos países y existe una gran variedad. La piña, además de como postre, también puede tomarse con otros alimentos, como por ejemplo mezclada en ensaladas, con diferentes tipos de carne, en macedonia, bebidas, tartas, helados, etc. La piña ayuda a que nos saciemos antes, por lo que tomada como postre o entre comidas nos ayudará a no picotear alimentos que no son tan sanos.

Propiedades de la piña

La piña es sobre todo diurética, ayudándonos a eliminar los líquidos retenidos en el organismo y a depurarlo, ya que elimina las toxinas. Es recomendable tomar piña cuando se siguen dietas de adelgazamiento por su bajo aporte calórico. Además, gracias a su contenido en bromelina, facilita la digestión y absorbe las grasas. Es muy sana porque nos aporta vitamina C, con acción antioxidante que nos defiende contra el daño celular. Asimismo contiene manganeso que el cuerpo utiliza para producir colágeno, muy necesario para los huesos y la piel. La pectina, otro de sus componentes, es un tipo de fibra que también nos beneficia. La piña asimismo es efectiva contra la celulitis puesto que mejora la circulación.

Cómo tomarla

Se recomienda consumirla fresca porque así conserva todas sus propiedades beneficiosas. Debemos intentar comer siempre piña fresca que esté madura, para lo cual tiraremos de las hojas, que deben salir fácilmente en caso de que esté lista para comer. Si comprobamos que ya está madura cortaremos los extremos de arriba y abajo, cortando la piña en rodajas de un grosor aproximado de un centímetro y quitándole la piel exterior. El centro de la rodaja suele ser bastante duro, por lo que también tendremos que retirarlo con la ayuda de un cuchillo.