Frutas

Pistachos, buenos para el corazón

Pistachio

El pistacho es un fruto seco con muchas propiedades beneficiosas, aunque se han de consumir en cantidad moderada porque son muy calóricos.

El pistacho es de color verde y suele tomarse como tentempié. Son muy ricos en proteínas vegetales como la arginina, un aminoácido que aumenta las defensas.

El pistacho es rico en grasas buenas para el corazón y para mejorar el estado de las arterias. Asimismo contiene fitoesteroles que ayudan a reducir el colesterol. También contiene vitaminas A, B, C y E y minerales como el magnesio, el potasio y el hierro, el cual nos ayuda a prevenir la anemia. Asimismo los pistachos son ricos en fibra, muy beneficiosa para el organismo porque elimina toxinas y nos ayuda a sentirnos saciados.

El consumo de pistachos ejerce una beneficiosa acción antioxidante que nos protege frente a los radicales libres y por tanto contra el envejecimiento.

Los pistachos, al igual que otros frutos secos, nos ayudan a prevenir los problemas cardiovasculares porque, además de disminuir el colesterol malo, parece ser que reducen las probabilidades de sufrir diabetes porque controlan la glucemia.

Los pistachos, si no se les ha añadido sal, pueden ayudar a controlar la tensión arterial y a reducir incluso el estrés.

Este alimento está muy recomendado en personas que realizan grandes esfuerzos físicos, como los deportistas, ya que les aporta energía de calidad y bastante hierro.

Los pistachos los podemos tomar como aperitivo a media mañana o mezclados con un poco de yogur o helado. También los podemos añadir a las ensaladas o salsas para carnes y darles un toque diferente, así como utilizarlos en bizcochos y tartas.

Lo mejor para conservar los pistachos es meterlos en un frasco hermético en la nevera para evitar el sabor rancio, sobre todo si hace calor.