Verduras

Preparando las verduras de forma apetecible

Depositphotos_1085010_l

Muchas veces relacionamos la verdura con comida aburrida y sin sabor, pero esto no tiene por qué ser así, ya que podemos prepararla de mil maneras para resulte más apetecible.

La ensalada debería ser el primer plato al mediodía, ya que es saciante y nos aporta gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. Si queremos que resulte más apetecible podemos añadirle alimentos como huevo duro, jamón de york, queso fresco o atún. También podemos hacer endivias con salmón, que además es muy saludable.

Otra forma comer más verdura es mezclarla con huevo, por ejemplo haciendo tortillas o revueltos de espinacas, alcachofas, espárragos, cebolla, setas…

También podemos añadir verdura a los sándwiches o bocadillos. La rúcula, el tomate y la lechuga combinan fenomenal con el atún y el jamón. Y lo mismo para los platos de pasta, ya que además de tomate podemos poner calabacines, berenjenas o cualquier otra verdura.

Los más reticentes a las verduras suelen tolerar bastante bien las cremas de verdura, por eso el gazpacho puede ser un entrante ideal ahora que todavía hace calor. Asimismo podemos hacer una tempura de verduras, un plato al que casi nadie se resiste.

Las especias o un chorro de aceite de oliva virgen extra pueden hacer maravillas con las verduras, ya que les aportan muchísimo sabor. Además se pueden rehogar con ajo o con un poco de jamón serrano para que ganen en sabor. Otra opción es añadir un poco de queso bajo en grasa o bechamel a las verduras y gratinarlas en el horno, irresistibles.

Por otra parte podemos cocer verduras y luego pasarlas por la batidora para hacer una salsa con la que acompañar a carnes y pescados.

Y por último hay que tener en cuenta que la presentación es muy importante, por eso es recomendable utilizar verduras de diferentes colores y partirlas con gracia para que resulten más apetecibles.