Grasas

Cómo preparar alimentos para freír

Roasted chicken wings and French fries isolated over white background

Hemos dedicado esta semana a una especie de campaña que pretende promover frituras más sanas en tu hogar. Así, primero hemos aprendido acerca del punto de humo de los aceites de freír y luego sobre cómo freír con más seguridad, en especial aprendiendo acerca de la posibilidad de reutilizar un aceite de fritura.

Hoy nos concentramos en otro aspecto igualmente importante. Me refiero a la preparación de los alimentos que irán directo a la freidora o a la sartén profunda. Vamos paso a paso:

Medidas de higiene

Limpia todas las superficies y lávate las manos antes de manipular cualquier alimento para evitar la contaminación cruzada. Saca los alimentos que vas a freír y sécalos muy bien para evitar salpicaduras de aceite cuando los vayas a sumergir en el aceite caliente. Si vas a freír alimentos congelados, asegúrate de que sea eliminado el hielo en exceso.

El recipiente de freír

Llena el recipiente de aceite hasta el nivel recomendado y –si es una freidora- ajusta la misma a la mejor temperatura recomendada en el manual para los alimentos que se están friendo. Si estás usando una sartén, asegúrate de dejar unos centímetros libres en la parte superior de la misma para dejar espacio para que el aceite se eleve cuando la comida se añada. Si tienes uno, recomiendo utilices un termómetro gastronómico para garantizar que el aceite alcanza y se mantiene a la temperatura correcta.

Temperatura del aceite

Cuando el aceite ha alcanzado la temperatura correcta, es el momento de comenzar la fritura. Antes de colocar la comida en el aceite, retira cualquier exceso de masa o rebozado para evitar que los residuos queden en el aceite y con el fin de obtener una capa uniforme sobre la fritura.

  • Pingback: Cómo perder el miedo al veterinario | Blog Mascotas

  • Pingback: sartén de hierro fundido