Consejos Terapéuticos

Principios activos del orégano

Oregano

Acerca de las propiedades beneficiosas del orégano (tanto desde lo nutricional como desde lo medicinal) ya hemos comentado en algunos post anteriores, el último de ellos dedicado a reconocer -y con justicia- al orégano como potente alimento funcional.

Ahora bien, esa potencialidad sin duda no puede sustentarse en otra cosa que no sean los principios activos o componentes químicos presentes en la planta. Te invito a aprender un poco más acerca de este punto en particular.

Principales componentes

El orégano es rico en flavonoides poli-fenólicos antioxidantes (vitamina A, carotenos, luteína, zea xantina y criptoxantina) y ha sido calificado como una de las fuentes vegetales con más antioxidantes activos. Estos compuestos actúan como potentes protectores contra la acción negativa de los radicales libres  que juegan un papel en el envejecimiento y el avance de diferentes enfermedades.

Los principios activos  del orégano son capaces de incrementar la motilidad del tracto gastro-intestinal, así como de aumentar la potencia de la digestión mediante el aumento de las secreciones gastrointestinales.

Pero hay más…

Esta hierba exótica es una excelente fuente de minerales como el potasio, calcio, manganeso, hierro y magnesio. El potasio es un componente importante de los fluidos celulares y ayuda al cuerpo a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial causada por sodio elevado. El manganeso y el cobre son utilizados por el cuerpo como co-factores para potenciar la enzima antioxidante, superóxido dismutasa. El hierro ayuda a prevenir la anemia, en tanto que el magnesio y el calcio son los minerales importantes para el metabolismo de los huesos.

El orégano fresco es una excelente fuente de vitaminas antioxidantes y vitamina-C. La vitamina C ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia frente a los agentes infecciosos y amortizar acciones perjudiciales, pro-inflamatorias entre otras.