Consejos Terapéuticos

Probar nuevos alimentos

Assortment of fried insect dishes

Este tema está enmarcado en algo en realidad más profundo, que reconocerás en ti mismo o en alguna persona que conoces: un cierto temor o resistencia a todo aquello que sea nuevo.

El punto clave en nuestro caso, es cómo perder el miedo a probar nuevos alimentos. Para algunas personas es muy sencillo, e incluso divertido; para otras es factor de mucha tensión y para otras es sencillamente imposible.

Comodidad de las rutinas

¿Cuántas veces hemos recibido ese consejo? Las rutinas ayudan a organizarse y en el tema de los alimentos más que en otras cosas: tener un menú planificado semanalmente, saber a qué restaurantes vamos, qué comemos cuando estamos celebrando algo, etc.

Una de las ventajas de disfrutar de rutina, es precisamente el ahorro de tiempo pues sabemos qué vamos a hacer, dónde está lo que necesitamos y no perdemos tiempo ni siquiera pensando o tomando decisiones cada día.

Pero allá en el fondo, está claro que la verdadera razón por la que la gente se resiste a probar cosas nuevas y prefieren la rutina es el miedo. ¿A qué? A lo desconocido. ¿Qué pasa si no me gusta este nuevo plato? ¿Y si el agua en ese país extranjero es peligrosa? Quienes tienen una imaginación muy activa y fértil, tejen todo tipo de hipótesis…

¿Qué hacer para superar este problema?

He aquí una lista de los consejos para tener en cuenta no sólo al momento de probar un alimento nuevo, sino –como señalé antes- cada vez que te enfrentes a intentar algo nuevo:

Intentar algo nuevo requiere coraje: armarse de valor es algo que se puede hacer voluntariamente y ponerse en práctica cuando se quiera teniendo en cuenta que es en sí mismo un beneficio.

Aventurarse a algo nuevo es también abrir posibilidad para disfrutar de algo nuevo.

Cada nuevo reto te impide convertirte en alguien aburrido. Aún si eres ferviente amante de la rutina, sabes bien que te hastiarás si no te renuevas continuamente de alguna

Probar algo nuevo te obliga a crecer; y esto siempre es sano y enriquecedor.