Hidratos

Propiedades del maíz

Corn

El maíz es uno de los cereales que más se consumen en el mundo desde la antigüedad, ya que es rico en nutrientes y con su harina se pueden preparar muchos platos. El maíz procede de América, aunque los españoles lo introdujeron en Europa.

El maíz nos aporta mucha energía, unas 86 kcal por cada cien gramos gracias a sus hidratos de carbono de fácil asimilación, lo que lo convierte en un alimento perfecto para las personas deportistas o que realizan mucho trabajo físico.

Además el maíz contiene betacarotenos, de ahí su color y su acción antioxidante, así como fibra que nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal, a incrementar la sensación de saciedad y a reducir el colesterol.

El maíz contiene vitaminas del grupo B, especialmente B1, B3 y B9, necesarias para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso. Asimismo nos aporta minerales tan importantes como el magnesio, el fósforo y el potasio.

De todas formas el maíz es un alimento pobre en algunos aminoácidos esenciales, por ello, cuando tomemos maíz, es necesario completar la ingesta con legumbres, ya que son ricas en los aminoácidos que le faltan al maíz, o con carne, huevos o pescado.

El maíz lo podemos tomar de la mazorca entera, normalmente asada. Los granos de maíz hervidos se pueden utilizar como ingrediente en ensaladas o como guarnición.

El maíz no contiene gluten, por lo que las personas celiacas se benefician de este alimento, ya que con su harina se elaboran pan, galletas y otros muchos productos. Con este cereal también se preparan las palomitas de maíz.

Si compramos maíz fresco debemos elegir una mazorca que esté entera, sin marcas y de color amarillo brillante. Hay que señalar que su bajo contenido en agua hace que se pueda conservar mucho tiempo en casa sin perder propiedades.