Proteinas

Proteínas completas y proteínas incompletas

¿Alguna vez escuchaste sobre esta forma de calificar o clasificar las proteínas? Veamos de qué se trata comenzando por decir que las proteínas están compuestas por cadenas de aminoácidos que forman cadenas conocidas como péptidos. Nuestro cuerpo necesita proteína en la dieta para realizar muchas funciones básicas, tales como la construcción de los huesos, poner los músculos en movimiento, y lograr la reparación de tejidos.

Se considera a las proteínas como un nutriente esencial, y provienen mayormente de la carne, los productos lácteos y algunos granos y frijoles.

Tipos de proteínas

Las proteínas difieren en los tipos y el orden de los aminoácidos que contienen. A pesar de que sólo hay 20 aminoácidos, se crean variaciones casi infinitas en las cadenas. Las proteínas se forman dentro de los animales (incluidos los humanos) y plantas a través de procesos que desembocan en la acción “química” de sintetizar péptidos.

Los seres humanos, no podemos sintetizar ciertas “proteínas esenciales”, por lo que debemos ingerirlas a través de los alimentos. Estas proteínas esenciales están hechas de fenilalanina, treonina, metionina, triptófano, leucina, isoleucina, lisina, valina y aminoácidos.

Los alimentos que ingerimos desde las plantas, como el maíz, tienen proteínas incompletas, lo que significa que no contienen todos los aminoácidos necesarios. Sólo los alimentos que tomamos de los animales, tales como el queso y el pescado, proveen de proteína completa, y no necesitan ser combinadas con otras fuentes de proteínas.

Alimentos ricos en proteínas

Ejemplos de alimentos ricos en proteínas completas son la leche, el queso, el  yogurt, la mantequilla, el pollo y el cerdo. Las proteínas incompletas están presentes en la avena, el trigo, la pasta, las lentejas, las nueces, el arroz, la  soja, las peras y las semillas (que pueden ser usadas de múltiples formas como lo documenta la imagen de portada).

Comer una combinación de fuentes de proteínas complementarias, tales como granos mezclados con leguminosas, dará como resultado una dieta rica en proteínas esenciales. Así es como los vegetarianos y veganos consiguen mantener su buena salud sin comer carne o productos lácteos.