Verduras

Qué debe llevar una ensalada sana

Salad

La ensalada es una mezcla de varios alimentos, sobre todo hortalizas y verduras, que se puede aderezar de muchas formas. Hoy os damos las claves para preparar ensaladas sanas y equilibradas que podemos tomar todos los días.

Beneficios de la ensalada

Se recomienda tomar ensalada como primer plato, ya que estimula la formación de jugos gástricos, fundamentales para una buena digestión.

Otra ventaja de las ensaladas es que las hortalizas y verduras crudas que contienen nos obligan a una buena masticación, lo que ayuda a fortalecer y tonificar la mandíbula y los músculos del cuello.

Debemos preparar ensaladas con ingredientes saludables, por lo que daremos preferencia a las verduras y hortalizas, incluso a las frutas como la manzana y la naranja. Los productos de la huerta, si los consumimos crudos, conservan todos sus beneficios, como las vitaminas y los minerales. Es mejor preparar las ensaladas con poca antelación, ya que así no pierden sus propiedades.

Las ensaladas nos aportan fibra que nos ayuda a saciarnos al tiempo que mejora el tránsito intestinal. Las ensaladas, siempre que se utilicen los productos adecuados, contribuyen a que mantengamos el peso correcto, por lo que son perfectas cuando estamos a dieta o queremos cuidarnos.

Además de los ingredientes típicos, como lechuga, tomate, aceitunas o zanahoria, podemos añadirle frutos secos, legumbres, cereales. Es aconsejable que le pongamos algún alimento que aporte proteínas de calidad, como atún, jamón, pollo, huevo duro o queso bajo en grasa.

Aliño

Lo mejor es aliñar la ensalada con una cantidad adecuada de sal y de aceite de oliva, el cual le aporta un sabor único e incrementa sus beneficios nutricionales. También se puede echar un poco de vinagre o limón, pero ya depende del gusto de cada uno.

En todo caso es mejor evitar las salsas industriales como mayonesa o salsa rosa, ya que aportan demasiadas calorías y por tanto la ensalada ya no será tan saludable.