Consejos Terapéuticos

¿Qué es la Dieta McDougall?

Qué es la Dieta McDougall

Personalmente no soy muy “amiga” de las dietas en general o de cualquier dieta en particular, a excepción que estemos hablando de un régimen de salud.No obstante ello,  desde nuestro espacio siempre comparto información lo más completa y objetiva posible con el propósito de que seas tú quien tome decisiones en todo sentido. Bajo ese enfoque, te invito a conocer  a la…

Dieta Mc Dougall

La dieta McDougall es una dieta baja en grasas, destinada a ayudar a las personas que desean perder peso y disfrutar de una mejor salud. Incluso se afirma que ayuda a revertir ciertas condiciones de salud, sin necesidad de medicación.

La dieta fue creada por un médico norteamericano llamado Dr. John McDougall. La clave de la misma, está dada por la creencia del Dr. McDougall quien afirma que una serie de enfermedades pueden prevenirse si las personas  comen alimentos enteros, sin procesar, siempre que tengan un contenido bajo en grasa. Su dieta se hace especial énfasis en el consumo de almidones.

¿Cómo surge?

La dieta McDougall  tiene sus orígenes en la consulta que uno de los pacientes le hiciera al Dr. McDougall: éste le preguntó si pensaba que la dieta de una persona puede llegar a contribuir de manera significativa en sus condiciones de salud.

El médico comienza a preguntar a sus pacientes acerca de sus dietas y a tomar nota investigando sobre la relación entre la dieta, estilo de vida y problemas de salud. Finalmente, el médico comenzó a experimentar con el cambio de su propia dieta para incluir más frutas, vegetales y granos enteros, mientras que disminuía el consumo de carne y productos lácteos. Como resultado, él personalmente experimentó tales beneficios para su salud que significaron disminución de la presión arterial y niveles de colesterol, sin mencionar que  perdió peso también.

La dieta en líneas generales

En términos generales, para seguir la dieta McDougall una persona deja de comer carne, pescado y aves de corral. De hecho, se supone que no consume  ningún producto animal en absoluto, por lo que también elimina los huevos, la leche, los productos lácteos y los mariscos de su dieta.

La dieta también reduce las grasas y aceites, por lo que una de las consecuencias más notorias es fomentar  una pérdida de peso rápida. La eliminación de estos alimentos también puede ayudar a mejorar la salud de una persona, dado que la carne y productos animales son fuentes de colesterol y grasas que contribuyen a una amplia gama de condiciones médicas no deseadas.