Lacteos

¿Qué es realmente el chocolate blanco?

white chocolate

El chocolate blanco es diferente al chocolate negro a nivel nutricional. Veamos cómo se elabora y qué nutrientes nos aporta.

El chocolate blanco es un dulce elaborado con leche, azúcar y manteca de cacao, un tipo de grasa. La principal diferencia respecto al chocolate negro es que en el chocolate blanco se utiliza manteca de cacao y no pasta de cacao, la cual sí se emplea para elaboración del chocolate negro. Hay que señalar que al no contener pasta de cacao su color es blanco nacarado.

Por tanto el chocolate blanco es más artificial que el negro y nos aporta menos fibra y minerales como potasio, magnesio y fósforo. Como no contiene pasta de cacao tampoco nos aporta polifenoles, un antioxidante muy beneficioso para el corazón que sí tiene el chocolate negro. Además el chocolate blanco es más rico en hidratos, grasas y colesterol, aunque también contiene más proteínas, vitamina A y calcio.

El chocolate es un alimento bastante calórico, y en el caso del chocolate blanco más porque contiene un mayor porcentaje de grasas y azúcares, por lo que se ha de tomar con mucha moderación. Las personas con colesterol o sobrepeso deberían evitar su ingesta o tomar de forma muy ocasional sólo un poco de chocolate negro, mucho menos calórico y más saludable que el blanco.

El chocolate blanco se suele utilizar en la repostería para elaborar diferentes dulces, mousses y tartas, ya que cuando se funde es más cremoso y suave y mucha gente lo prefiere.

Si tomamos chocolate blanco debemos elegir uno que sea de calidad, ya que los sucedáneos son más grasos. En el mercado podemos encontrar chocolate blanco sin azúcares añadidos, por lo que contiene menos calorías y puede ser apto para diabéticos y para personas que cuiden su peso siempre y cuando no tomen más de dos cuadraditos y hagan ejercicio.