Verduras

Regaliz, una golosina natural

licorice root close up on the white

El regaliz de palo es la raíz de una planta que se ha utilizado como condimento desde la antigüedad por su sabor agridulce y anisado.

En la actualidad se toma solo, en infusión o se utiliza para dar sabor a chucherías y otros productos. Entre sus componentes destacan algunos como las saponinas, los flavonoides, las isoflavonas, los taninos y el ácido glicirrícico.

El consumo de esta planta está recomendado, aunque siempre de forma moderada, para quienes sufran úlceras estomacales y de duodeno, gastritis, indigestión o estreñimiento. También es muy útil para las personas con bajos niveles de azúcar o colesterol elevado. En algunos casos se recomienda para la depuración del hígado, ya que actúa incrementando el flujo biliar.

Además el regaliz puede ser un remedio para bajar la temperatura corporal, sobre todo en las épocas de mucho calor, ya que  alivia y refresca. El regaliz tiene efectos antivíricos y antibacterianos que pueden ayudar a combatir infecciones como los resfriados y la gripe.

Parece ser que las infusiones de raíz de regaliz, debido a sus componentes, se pueden tomar para aliviar algunos tipos de depresión y tratar otros problemas como la fatiga crónica. Esta planta también se recomienda como tratamiento para la hipotensión, ya que sube rápidamente la tensión arterial. De forma externa se utiliza para acelerar la curación de las llagas del herpes y ciertos tipos de hongos.

Precauciones

Pese a sus beneficios, algunas personas no deben consumir regaliz. Tal es el caso de quienes padezcan problemas cardiacos y renales o diabetes. Tampoco las embarazadas deben tomarlo. Como hemos dicho se trata de una planta que sube la tensión, por lo que las personas hipertensas no deben tomarlo.

Un consumo excesivo de regaliz puede producir el síndrome del exceso aparente de mineralocorticoides, es decir, una retención de sodio, una pérdida de potasio y una afectación del equilibrio hídrico celular.