Consejos Terapéuticos

Sal: mitos, verdades y algunos trucos interesantes (I)

Según un reciente estudio publicado en los Estados Unidos de norteamérica, la población promedio consume por encima de 25 veces más sal, de la que  es necesario para la buena salud. No obstante ello, a la mayoría de nosotros no nos resulta sencillo prescindir de ella o sustituirla, pues más allá del uso gastronómico le damos muchos usos domésticos. Te propongo aprender un poco más acerca de ella…

  • Las claras de huevo se montan mejor y más rápido si se les agrega una pizca de sal.
  • Frota tus manos con la sal y el zumo de limón para eliminar los olores de pescado.
  • La sal es un excelente agente de limpieza, por sí sola o en combinación con otras sustancias. Por ejemplo, una solución de sal y la trementina restaura la blancura amarillenta de bañeras esmaltadas y lavabos. Una pasta de sal y vinagre es un excelente limpiador de artículos de latón o cobre.
  • Para probar la frescura de los huevos, coloca uno de ellos en una taza de agua a la que hayas añadido dos cucharaditas de sal. Un huevo fresco se hunde, uno que no esté en buen estado flotará.

Te invito a estar pendiente de las próximas entregas.

Imagen: quiereatucorazon