Proteinas

Salmón, sabroso y rico en omega 3

Salmon with lemon and pepper

El salmón es un pescado delicioso que se consume en todo el mundo y que apenas tiene espinas. Es rico en minerales y vitaminas, pero sobre todo en omega 3 con múltiples beneficios para la salud.

Características del salmón

El salmón es un pescado azul rico en omega 3 que habita en el mar, aunque se desplaza a los ríos para procrear.

En el mercado podemos encontrar salmón fresco y salmón ahumado, ambos deliciosos. El salmón ahumado es una de las formas para conservar de pescado.

El salmón fresco posee un sabor distinto y una textura más suave y suele tomarse cocinado, mientras que el salmón ahumado se come frío.

Podemos tomar salmón a la parrilla, asado, para hacer un pastel, con almejas, en ensaladas, con pasta, etc. Si lo compramos fresco y lo vamos a congelar tenemos que quitar antes todas las vísceras y dejarlo bien limpio para que la textura y el sabor se conserven en buen estado.  

Propiedades del salmón

El salmón es una excelente fuente de grasa buena o de ácidos grasos omega 3, que ayudan a reducir el colesterol. El salmón también nos aporta vitaminas A, B y D, y minerales tan necesarios como el calcio, el hierro, el fósforo y el selenio.

El salmón contiene entre diez y doce gramos de grasa por cada cien gramos de carne, así como proteínas de gran calidad, por lo que es ideal  en etapas de crecimiento y desarrollo. Asimismo es beneficioso a la hora de regular los niveles de colesterol y triglicéridos, y favorecer la circulación de la sangre y evitar la formación de coágulos o enfermedades del corazón.

El salmón regula la glándula tiroidea gracias a su elevado contenido en yodo. Además es rico en magnesio, muy beneficioso para el organismo.

El salmón nos ayuda a fortalecer los músculos y el corazón. Su contenido en ácidos grasos es perfecto para estar más sanos.